ALERTA SUICIDIO!!! Apartad la mirada.

Un sendero tortuoso y la fría compañía de una depresión profunda. A la mínima, el detonante. Un despido, una ruptura sentimental, la hipoteca, las cargas familiares… Puede aparecer de cualquier manera; avisando como un pequeño golpe pero cuyo dolor no hace más que incrementar hasta hacerse insoportable o en forma de hachazo. En una mente cuerda seguiríamos dando vueltas por el laberinto hasta encontrar la salida. Pero ya nos hemos cansado de dar vueltas y buscar.

Somos ratas de laboratorio y como tales, drogadas. Pongámonos una copa y cuando el efecto sedante del alcohol empiece a hacernos perder el miedo, entonces echaremos mano de las pastillas, siempre al alcance de cualquiera. Pero bajemos la voz para que no nos oigan. Retiremos el cadáver pronto no vaya a ser que lo descubran. Tenemos que ocultarlo. Y pronto. Todos sabemos que es un tema tabú.

Pastillas

Las cadenas de televisión determinaron, ignoro si por algún ordenamiento superior, apartar las cámaras de aquellos espontáneos que saltaban al campo para ir a abrazarse con su ídolo o simplemente aparecer en pelotas para reivindicar algo. Y funcionó. La cantidad de espontáneos que saltan al campo es sustancialmente inferior al de hace unos años. ¿Qué gracia tiene hacer algo si luego no lo puedes contar?

Pues bien, en otro pacto firmado por la prensa se determinó hacer algo parecido con el tema del suicidio. Apartar las cámaras. No hablar de ello. No escribir acerca de los problemas que conlleva el suicidio. El problema es que en este caso no funcionó.

Números de suicidios

Como podéis ver en este informe (exactamente en la página 5) del Instituto Nacional de Estadística, en España fallecieron de suicidio 3870 personas, y ojo al interesante dato del género, un 75% de hombres frente a un 25% de mujeres. No soy capaz de imaginar la causa de ese desajuste, de la misma manera que he sido incapaz de encontrar datos más actuales.

En el caso de las muertes por violencia de género, tenemos los siguientes resultados.

Maltrato de género

He subrayado el 2013 para tener la misma franja temporal y el resultado son 54 víctimas mortales. En este caso no he visto los géneros pero me consta que la mujer es la gran perjudicada en este caso, aunque no la única.

Ahora bien, ¿Cuál es el motivo por el que tengamos constancia a diario «y me parece bien, que conste» de la violencia de género y que del tema del suicidio ni se hable?

Muchos aluden al efecto contagio, el también conocido como efecto Werther. He descubierto el nombre gracias a este artículo de xatacaciencia y su segunda parte de muy recomendable lectura:

El efecto Werther toma su nombre de la novela de Goethe Las penas del joven Werther, publicada en 1774, una novela muy leída en su día por la juventud, que empezó a suicidarse de formas que parecían imitar la del protagonista. De hecho, las autoridades de Italia, Alemania y Dinamarca la prohibieron por esa razón.

¿Qué es lo que hace que el efecto Werther tenga efecto con los suicidios y no en el maltrato de género?

Si analizamos el problema en España de manera endémica todavía es más sorprendente. Teniendo en cuenta la población de 2012:
Población España 2012

Es muy sorprendente ver la distribución de suicidios de dicho año:

Suicidios por CCAA

Que Andalucía sea la primera y Cataluña la segunda tiene su lógica por el número de habitantes. Pero… ¿Qué pasa con Madrid? ¿Es más feliz la gente en Madrid? ¿Cómo puede Galicia con la mitad de población que Madrid tener más del triple de suicidios que ellos?

Y parece ser que no soy el único que cree que el efecto Werther no funciona. En este artículo de eldiario.es, psicólogos especialistas lo corroboran informando además que el número oficial de suicidios es menor que el real. Y tienen una sólida base para serlo.

Un suicidio en carretera suele ser contabilizado como víctima de accidente de tráfico. ¿El motivo? Las aseguradoras. De la misma manera que un suicidio en el trabajo suele ser achacado a un accidente para que los familiares puedan cobrar.

Aún así, y con todo lo negro que parece, estamos en la mitad de la media de Europa. Mientras que en Europa el 2012 estaba en un 14,1 por 100 000 habitantes, en España era del 7,1.

A nivel sistémico, el 75% de las víctimas de suicidio son de bajos o medios ingresos según este interesante informe (en inglés) de la Organización Mundial de la Salud.

Ingresos

Otro efecto importante aunque parece que se contradice con el gráfico anterior es la edad. En el gráfico anterior era a nivel sistémico, todo el planeta, y ahora volvemos a nivel endémico, nuestro país.

En El Confidencial podemos ver por CCAA y el porcentaje de suicidios por edades así como otras estadísticas. No deja de ser sorprendente que los hombres arranquen esas cifras de suicidios y a esa edad.

Edades

Para ir acabando os dejo unos mitos y unos consejos en un informe que os podéis descargar aquí (esta vez sí en español) para estar siempre alerta.

Mitos y ayuda

Así que ya sabéis. De la misma manera que es muy importante estar al tanto del maltrato de género, no lo es menos estar al tanto de los síntomas y comportamientos que pueden acabar en suicidio.

Aunque no nos lo quieran enseñar, está muy presente en nuestra sociedad. Estad alerta y con los sensores encendidos. Y recordad que la depresión suele ser el primer paso.

Depresion

 

Se acerca San Valentín!!!!! No le regales una estrella!!!!!

Sí, no lo negaré. Es muy tierno y romántico y todas esas cosas. Ver el cielo y decirle —Por ahí está tu estrella, Josefina—. Y Josefina, con aire de impresionada al ver su estrella, sin saber a ciencia cierta si esa estrella sigue existiendo, por mucho que todavía nos llegue su brillo.

El Sol (También conocido como Luisa)

Aquí tenéis el Sol, también conocido como Luisa… Es una broma, evidentemente, pero no hay más que buscar en Google para ver lo fácil que es “comprar” una estrella.

Búsqueda para comprar una estrella.

Y no hace falta más que ver como se los gastan algunos. Una estrada bonita:

Imagen 524

Y luego ZASCA!!!!

Imagen 525

Aquí tenemos precios desde tontos a muy tontos que se creen que comprar una Supernova es “La estrella más luminosa del cielo”. Vamos a ver, una Supernova es cuando una estrella que ya ha quemado todo su combustible en vez de apagarse y morir sin hacer ruido, debido a su densidad, pega un petardazo de la hostia (sin sonido, que en el cielo no hay sonido). Debido a la explosión se ve una gran iluminación en la que se vuelven a repartir trocitos de polvo de estrella listos para volver a construir con el paso de millones de años nuevas estrellas o nuevos planetas.

Y los precios suelen ir por ahí por ahí…

Imagen 526

Como veis aquí no se flipan con las Supernovas, pero en las dos listas de precios hay una cosa curiosa: las estrellas gemelas valen más que las estándar, cuando según parece hay más estrellas binarias, ternarias, cuaternarias o de cinco o más estrellas que estrellas simples.

Pero vamos a lo que interesa:

¿Si compro una estrella, realmente me pertenece?

NO

Como ya vimos en el artículo anterior, el encargado de poner los nombres a las constelaciones «que ya no hay más» y a las estrellas es el mismo, la Unión Astronómica Internacional (UAI), y no van a cambiar el nombre tan práctico de ALFA CENTAURI A y B «sí, son dos estrellas, un sistema binario» o el de HE 1523-0901 por el incomprensible nombre de Laura. Seamos serios…

Así que la resolución de todo esto es que hay mucho estafador que se aprovecha de la ignorancia de la gente y vende cosas que no puede vender. Vistos los precios, por 50€ os vendo una constelación si queréis. Os doy un pedazo diploma que no servirá de nada, como los otros, y encima os ahorráis unas perras.

Lo dicho, difundid el mensaje para que la gente no se deje engañar por este tipo de fraudes que, aprovechándose del romanticismo de la gente, no sirve absolutamente de nada.

¡Que no! ¡Que David Bowie no tiene ninguna constelación!

El título alternativo para esta entrada iba a ser “Vaya mierda de nivel que tienen en ciencias los medios más ‘prestigiosos’ de este país”. Pero he decidido suavizar el título. Ya iré dando hostias por el camino.

El trágico fallecimiento del genio David Bowie este pasado 10 de enero, a muchos nos pilló por sorpresa por el silencio absoluto con el que llevaba su cáncer de hígado. Un cáncer que a los 18 meses le arrebató la vida.

Elvis Presley, que cumplía años en el mismo día que Bowie, el 8 de enero, tiene una canción llamada Black star, que dice que «todo hombre tiene una estrella negra sobre su hombro, y cuando la ve, sabe que ha llegado su hora».

Por eso no es coincidencia que su último trabajo se llamara Blackstar, ni que en sus letras haya fragmentos que son joyas que hay que revisar una y otra vez, como ese enorme tema que es Lazarus. Bowie había visto su estrella negra.

Mira aquí arriba, estoy en el cielo
Tengo cicatrices que no se ven
Tengo drama, no puede ser robado
Todo el mundo me conoce ahora

Y acertó. Ya está en el cielo y los que no lo conocían, lo conocen.

Pero uno de sus papeles más destacados en su carrera fue el papel de Ziggy Stardust, un personaje que interpretaba Bowie en su disco The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars, en el que interpretaba a un extraterrestre venido de Marte. Antes, ya jugueteó con el espacio con el disco Space Oddity, y su canción homónima basada en 2001: Una odisea en el espacio. Una auténtica obra maestra que hasta fue interpretada por el comandante Chris Hadfield desde la misma Estación Espacial Internacional.

Su canción Starman también tiene fragmentos impagables:

Hay un hombre de las estrellas esperando en el cielo,
que quiere conocernos.
Pero tiene miedo de volarnos la cabeza,
porque todo lo que sabe merece la pena.
Me ha dicho:
Dejad que los niños la pierdan(la cabeza)
Dejad que los niños la usen
Dejad que los niños bailen

Lo que ya es menos comprensible y me ha tocado la fibra es lo que viene a continuación. Porque el menda, es decir, yo, además de un fan de la música y de Bowie también lo soy de la astronomía. Vamos al tema. El rayo que aparece en la portada creada por Brian Duffy en el disco Aladdin Sane se convirtió en todo un icono pop. Hasta aquí bien…

David Bowie - Aladdin Sane

Ese rayo, su alter ego espacial Ziggy Stardust, su Space Oddity y un montón de frikis aburridos hicieron el resto.

A alguien se le ocurrió que a Bowie le tendrían que dar una constelación. Así, como al que le hacen una estatua de homenaje por todos los servicios prestados. El problema es que hay una pequeña diferencia.

Las constelaciones, como los chicos y chicas guapas e inteligentes… ¡Están todos cogidos! Pero no es de ahora, no. ¡Es de 1930! Vamos, que aquí no es cuestión de que venga yo a amargaros la fiesta. Es que la única y verdadera «esto siempre queda bien cuando parece que estés hablando de una religión» responsable de poner nombre a las constelaciones es la Unión Astronómica Internacional. ¡Y no caben más! Ya hay 88, y está la cosa apretada.

Y medios como La Vanguardia lo dan por hecho.

Imagen 495

Lo que sí se ha hecho es nombrar un asterismo. ¿Que qué es eso? Pues así por lo pronto la Wiki dice que:

Asterismo es un conjunto de estrellas que vistas desde la Tierra aparentan tener una disposición especial o alineación en forma geométrica que son fácilmente recordables al evocar figuras.

Vale, os pongo un ejemplo. ¿Sabéis el carro «algunos le llaman cuchara» que se ve en la constelación de la Osa Mayor? Pues eso es un asterismo. Una cosa que puede hacer cualquiera y que con mucha calma y tiempo libre podréis encontrar desde a Leo Messi a Espinete. Es como el juego de los números y los puntos que ibas juntando hasta aparecer una figura reconocible. Pues algo así pero con !billones de estrellas¡

Lo que sería una simple anécdota y no pasaría de allí si este acontecimiento se hubiese publicado en blogs de aficionados a Bowie. Lo que ya no tiene un pase es que medios de información serios se hagan eco «algunos en su apartado de música, vale, pero otros en el de astronomía» dando pie a la confusión.

Voy a poner unos ejemplos, pero si buscáis “Bowie Constelación” la cosa asusta.

  1. El país
  2. El Mundo
  3. La Vanguardia
  4. El ABC
  5. La CNN
  6. Muy interesante

Y aquí tenéis la famosa constelación el asterismo. Asterismo que por cierto los fans del superhéroe Flash quizá tengan algo que decir.

Imagen 488

Bueno, visto el asterismo decimos… vale. Ya nos has explicado que no es una constelación.

Pero es que hay algunos fragmentos de algunos diarios que echan para atras.

El Mundo, en su sección de Ciencia/Astronomía dice que:

Imagen 494

El ABC, tres cuartos de lo mismo.

Imagen 496

Y hasta el muy interesante

Imagen 498

Vamos a dejar una cosa muy clara. Solo hay una estrella cercana a Marte.

EL SOL!!!

Seguiré con el tema de las medidas para ver lo cerca que están de Marte en otro artículo…

¿Por qué se sigue usando el PDF como formato de libro electrónico?

¿No te ha pasado nunca que te ofrecen descargarte un libro electrónico en cualquier web y te encuentras con un PDF de 80 páginas? ¿Es eso un libro electrónico o un documento de 80 páginas? ¿Existen diferencias?

Para mí sí, y muchas.

Cada tipo de archivo tiene un formato por excelencia, o varios. Así por ejemplo:

  • Si hablamos de archivos de audio tenemos MP3, AAC, OGG, WMA, FLAC, WAV, etc.
  • Si hablamos de archivos de imagen tenemos JPG, GIF, TIFF, RAW, BMP, etc.
  • En el tema del vídeo es más complejo, pero tenemos contenedores como AVI, MPEG-4, M4V, MKV (Matroska), etc.

En estos casos hay diferentes opciones para todos los gustos, algunos con compresión con pérdida, otros con compresión sin pérdida y otros directamente sin comprimir. Pero no es menos claro que el rey sin duda del audio sea el MP3, aunque no sea el mejor, ni de lejos. De imagen el JPG, y de vídeo suele ser el AVI o el MP4.

Y no es menos cierto que aunque haya diferentes tipos de archivo de documentos, lo más normal es encontrarte los documentos en PDF. Un PDF lo lees en cualquier dispositivo, no dependes de tener la misma versión de Word con el que se hizo, por ejemplo, ni de tener las fuentes con las que se ha escrito el documento. Sabes que se va a ver igual que como lo has preparado, sea en el programa que sea con el que lo hayas hecho. En definitiva, para leer documentos es sin duda el tipo de archivo adecuado.

¿Es el PDF un tipo de archivo de libro electrónico?

No. De la misma manera que antes decía que hay diferentes tipos de archivos para el audio, las imágenes o los vídeos, lo mismo ocurre para los libros electrónicos, o también conocidos como eBooks.

Normalmente los fabricantes de eReaders (lectores de libros electrónicos) tienen su propio formato. Así nos encontramos con formatos como MOBI, AZW3, FB2 etc. y sin duda el mejor, el ePUB.

El PDF no tiene ningún tipo de formato. En el mejor de los casos se puede copiar el texto con un lector PDF, pero en un eReader es como una imagen que no reconoce los títulos, los capítulos, el texto. En fin, nada. Cuando abres un archivo PDF en un eReader, te encuentras con un documento sin forma ni estructura alguna. En algunos casos puedes encajar un poco la vista… pero poco más se puede hacer.
Aquí un ejemplo de lo que pasa cuando abres un PDF y lo haces más pequeño.

PDF en grande

 

PDF en pequeño

Aquí se puede ver que al aumentar o disminuir el tamaño de un PDF lo único que se hace es ampliar o reducir el tamaño del texto, lo mismo que cualquier otro elemento que esté dentro de esa estructura estática del documento.

Ahora veamos que pasa con un ePUB:

ePUB Grande

ePUB Pequeño

Aquí vemos la diferencia. El texto es texto, no es una imagen de un texto. Y de la misma manera que si fuera un diseño responsive o adaptativo en la web, el texto se ajusta al tamaño de la pantalla y nos permite entre otras cosas cambiar su tamaño, su fuente, su interlineado, etc. Supongo que si los eReaders fueran DIN-A4 no habría este problema, pero recordemos que la mayoría son de 7″.

¿Por qué se usa todavía el PDF como formato de libro electrónico?

Lo ignoro pero me preocupa.

Cierto es que un primer momento mucha gente escaneaba los libros y los dejaba en PDF tal cual. En algunos casos incluso se escaneaban dos páginas a la vez (muy común en libros de bolsillo). Pero todavía no estaba implantado el libro electrónico tal y como lo está ahora.

Poco a poco se empezaron a usar programas OCR para transformarlos a ePUB. Pero su maquetación era muy difícil, sobre todo teniendo en cuenta que el OCR no era infalible y nos encontrábamos muchos textos con “l” en vez de “i” o “z” en vez de “2”, etc. Pero al menos se consideraba texto y se podía leer, algo muy difícil por no decir imposible en la mayoría de PDF en libros electrónicos.

Hoy en día muchísimas webs te ofrecen gratis libros electrónicos de una temática determinada, casi todos relativos a Internet, al SEO, al CM, pero todos en PDF. No deja de ser irónico que los que más entienden de marketing y técnicas de posicionamiento comentan el error de entregar libros electrónicos en PDF que solo se pueden leer dignamente en el ordenador, no en un lector de libros electrónicos. Es muy sencillo darle formato en ePub y luego ofrecer una opción alternativa en PDF. Pero no llamar a un archivo PDF libro electrónico.

¿Tan complicado es crear y dar formato a un libro electrónico?

No. De hecho es muy fácil exportar el trabajo a Sigil y darle formato de una manera bastante rápida. Solo hay que estructurarlo como se haría con un HTML en títulos, capítulos, etc. Hay muchos tutoriales en Internet que te ayudan a hacerlo. Sin duda el más detallado que he encontrado es el siguiente manual disponible para bajar por magnet link.

¿Se puede ver un ePUB en el ordenador?

Por supuesto. Hay bastantes lectores de ePUB, como el que viene integrado en Calibre, el mejor gestor de libros electrónicos que hay, que además convierte de una manera más que elegante cualquier formato… ¡menos el PDF! En mi caso, mi lector es un Kindle de Amazon y no aceptan ePUB, pero con calibre la conversión a Mobi o AZW3 es un momento.

Calibre es multiplataforma, y una herramienta imprescindible para gestionar tus libros electrónicos.

¿Por qué nos gusta la música? (1ª Parte)

Imagen 031

Durante miles de años nuestra especie ha disfrutado de la música. Probablemente la música surgiera antes que el propio lenguaje, o incluso se usara la misma con el mismo fin. Pero yo no quiero hablar sobre ese tema, sino sobre qué es lo que nos hace que nos guste la música, y sus consecuencias.

Las consecuencias de escuchar música son todas positivas. Si alguien se queda sordo por escuchar música demasiado alta, evidentemente la culpa no es de la música.

A nivel neurocientífico se ha demostrado que la música afecta a todo el cerebro y ayuda a la neuroplasticidad «crear nuevos circuitos cerebrales», así como hay estudios que afirman que afecta incluso a la inteligencia.

Pero intentaré no meter tecnicismos y hablar sobre lo básico.

El patrón, la anticipación y la droga.

Nuestro cerebro está programado desde hace tiempo para aceptar un patrón musical que nos guste. En música, hay unos patrones que se repiten continuamente y que nos proporcionan un cierto placer. ¿A qué es debido ese placer? A la anticipación.

Tampoco entraré en teoría musical, pero hay muchos tipos de cadencias: auténticas perfectas, semicadencias, etc. Si os interesa el tema os dejo uno y dos artículos sobre el tema. Sino, una simple búsqueda en Google os explicará con detalle.

Este ejemplo es una cadencia perfecta de un tema que casi todos conocemos, un V-I,  podría ser perfectamente un Sol-Do. Este caso es muy simple y no hace falta ser músico para saber la nota que falta aquí y notar que falta algo, que la melodía no puede acabar así, que está incompleta.

Es conocida como la “Diana“, canción-despertador en la mili para decir: «Quinto levanta tira de la manta, quinto levanta, tira del man-tón». Nótese el guión y ahora escuchad el audio:

 

Notaréis que falta algo importante. Falta el «tón», de «tira del man-tón»Y eso produce malestar. Se ha roto el patrón en tu cerebro.

Aunque nosotros no lo queramos, esos patrones funcionan en la música desde hace años y lo seguirán haciendo durante muchos más. Nuestro cerebro está programado para que unos intervalos nos den más placer que otros. Pero el placer, todo el placer que encontramos en la música, se basa en la anticipación. En adivinar qué es lo que va a suceder después. En este tema, nos hemos quedado con las ganas de la nota que faltaba, pero todos adivinábamos que nota era sin necesidad de ser músicos. Y no solo en esta canción, por algo se le llama cadencia perfecta al V-I.

La melodía con la nota que falta:

 

Esa anticipación proporciona placer a nuestro cerebro, en especial al núcleo accumbens en forma de recompensa, muy similar al que proporcionan muchas drogas y liberando este dopamina. La dopamina es el neurotransmisor de la felicidad. Si le damos al cerebro cosas que le gusten, este nos recompensará con dopamina haciéndonos sentir bien.

En un experimento realizado con música en una cámara tomográfica para controlar las emociones de los voluntarios se descubrieron cosas increíbles. Se notaron aumentos significativos de entre un 6% y un 9% de dopamina. E incluso un voluntario tuvo un aumento de dopamina de un 21% con el Adagio para cuerdas de Samuel Barber: El más efectivo de todo el experimento. Para que os hagáis una idea, una raya de coca eleva la dopamina en torno a un 22%. (Fuente: Historia Freak de la música)

Yo no os puedo dar una raya de coca, pero os dejo disfrutar del Adagio de Barber 🙂

La aceptación de un nuevo patrón – La canción del verano.

Aunque tengamos nuestros patrones «de serie» somos capaces de aceptar e incorporar nuevos patrones. El placer se va haciendo mayor cada vez que nuestro cerebro es capaz de reconocer esa estructura musical que escuchamos una y otra vez.

En la radio lo saben, por eso ponen siempre lo mismo una y otra vez hasta conseguir que te sorprendas silbando o cantando esa canción que tanto odiabas pero que estás cansado de escuchar hasta la saciedad. Tu consciente la odia, pero a tu inconsciente le importa bien poco. Lo negarás delante de tus amigos, pero si la escuchas lo suficiente… ¡Te gustará!

No me digas que no se te mueven las piernas y no puedes dejar de tatarearla…

 

Esta capacidad de adaptación es lo que hace que aprendas de la música y cada vez, si le dedicas el tiempo suficiente, te exijas más a ti mismo. Cuantos más estilos escuches, tu mente más se adaptará y se flexibilizará, haciendo que sea más fácil comprender y asimilar música a niveles superiores.

Pero como veo que esto se me está yendo de las manos, me quedan muchísimas cosas en el tintero y no quiero que se haga eterno… creo que lo mejor es dejarlo en un:

Continuará…