Caso Juana Rivas.

Después de un tiempo sin escribir, me he decidido a hacerlo con un tema bastante sensible. 

Hace un mes aproximadamente lo vi por primera vez en el telediario. Era una noticia completamente manipulada, que nos informaba de una serie de injusticias cometidas por la propia justicia en contra de Juana Rivas, una madre que había sido supuestamente maltratada por su marido y al que tenía que entregar a sus hijos. 

Juana Rivas
Juana Rivas

Bien. Mi primera impresión fue pensar que los medios de comunicación se estaban equivocando. Y mucho. Nosotros, los teleespectadores, no teníamos la información necesaria para poder hacer una valoración de un tema tan delicado. Y ellos parecía que tampoco. 

El tiempo pasó y la cosa se les fue de las manos. Un tema que nunca debió de haber salido del ámbito jurídico se convirtió en una pachanga con vecinas pegando pancartas en favor de Juana

Juana está en mi casa
Carteles en favor de Juana Rivas

Vamos a los datos, intentando ser objetivos:

El maltrato:

Según María José Bultó, abogada especialista en Derecho de Familia, Penal y Menores, lo explica claramente en este hilo de facebook

  • ….SE DENUNCIARON MUTUAMENTE POR MALTRATO (lo que ocurre en una riña entre dos)…

  • …lejos de lo afirmado por Juana en los medios de comunicación (acerca de que le dio una paliza por llegar a altas horas de la madrugada y que tuvo que ser asistida hospitalariamente), estas afirmaciones faltan a la verdad. Y lo son por el propio contenido de la condena: el art. 153 del Código Penal español, por el que fue condenado , implica que NO HAY LESIONES. Ni, por supuesto, parte de lesiones. Ni por lo tanto, palizas ni malos tratos…

El punto de que Francesco Arcaci era un maltratador empieza a tambalearse. 

Francesco Arcuri
Francesco Arcuri, el padre de los hijos

Cuando se separaron, ella se fue con un maestro granadino a un viaje a Asia y le dejó a Francesco el cuidado de su hijo. Y luego volvió con él y tuvo otro hijo, ¡tan malo no sería!

¿Pero qué hay de la denuncia? El propio Francesco la asumió para poder estar pronto con su hijo:

El juez no determinó su alejamiento del niño. Lo determinó Juana Rivas. La situación se le hizo tan insoportable que prefirió evitar el juicio y aceptar una condena de tres meses y un año de alejamiento. A las personas hay que comprenderlas. Era inocente, pero quería volver a ver a su hijo

Salía casi todas las noches. Aquella madrugada, al volver, puede usted suponer cómo, le dije que se acostase en otra habitación, pero ella me golpeó…

“Yo cuidaba del negocio y de los niños. Ella salía casi todas las noches”

Pero la opinión pública ya lo había juzgado.

Las sentencias contra Juana, apoyos e Internet. 

Juana le dijo que se llevaba a los niños de vacaciones a España, pero ya no regresó. La justicia italiana le dio la razón a Francesco y la custodia de los menores. También la justicia española. ¡Y dos veces! Y el Tribunal Constitucional ni admitió el recurso

Los tribunales italianos le otorgaron a él la custodia de los dos hijos como medida provisional y reclamaron que fueran devueltos en cumplimiento del Convenio de La Haya sobre sustracción internacional de menores. Posteriormente, en diciembre de 2016, el Juzgado de Primera Instancia n.º 3 de Granada ordenó la entrega “inmediata” de los menores al padre, fallo que fue confirmado por la Audiencia Provincial de Granada en abril de 2017. Juana Rivas obvió estas resoluciones judiciales.

Vamos a ver: ¿Tan tontos son todos los jueces implicados en este caso? ¿Realmente era un caso tan excepcional como para que saliera a la luz pública? Si hasta los Jueces por la Democracia han pedido “mesura y ponderación, especialmente en los responsables públicos, al expresar opiniones o ideas sobre concretas actuaciones y resoluciones judiciales”

Y es que hasta el presidente del gobierno Mariano Rajoy tuvo unas palabras para ella: “Hay que ponerse en el lugar de esta madre” ¿Y el padre? La presidenta de la comunidad de Andalucía, Susana Díaz también mostro su apoyo: “Un padre maltratador no puede tener la custodia de sus hijos“. 

De todo esto se han creado dos bandos: Los que consideran a Juana como una madre coraje que lucha contra la injusticia de las leyes, y los que consideran que ha secuestrado a sus hijos aprovechándose de la ley de violencia de género. 

Y es que los más afectados en este caso esta claro que son los niños. Pero un debate importante está en dar por sentado que toda mujer es mejor madre que un hombre padre por el simple hecho de ser mujer. Y que eso lo digan desde la igualdad

La red se ha llenado de mujeres apoyando a Juana estando en contra de un padre maltratador sin ni siquiera haberse molestado en informarse, y recordando tristes casos como el de la familia Breton, en la que dos pequeños fueron asesinados por su padre

Otros recuerdan el más reciente caso de una niña de 4 años que falleció por malos tratos y agresiones sexuales en Valladolid, en el que casualmente la madre había denunciado a su ex-pareja y al que culpó de las primeras lesiones de la menor. Y la fiscalía la creyó. 

Otro punto que tampoco ha jugado a favor de Juana Rivas es el caso de la recogida de firmas en contra de que los menores estén con padres maltratadores, en las que salía en varias fotos con Vanessa Skewes, una mujer que impuso varias denuncias de maltrato contra su ex-marido que luego se demostraron ser falsas

Vanessa Skewes y Juana Rivas
Vanessa Skewes y Juana Rivas

Aquí nos encontramos frente a la mayor paradoja de todos. Aquellas que quieren la igualdad, son las que quieren diferente trato con el tema de los hijos. Y no me parece nada justo. Los padres tenemos todo el derecho del mundo disfrutar de nuestros hijos. No solo a los deberes. 

La LIVG es injusta y debería de ser eliminada, o por lo menos revisada. 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies