¿Cual es el precio de una vida?

En plena guerra planteada por el gobierno en la reforma de la ley del aborto a mi me surgen muchas preguntas de dudosa respuesta ética o moral.

Primero de todo aclararé mi postura con respecto al aborto. Creo que nadie debe decidir por nadie: Así que una mujer debería de ser libre de hacer lo que quiera con su cuerpo, que no es de nadie más que de ella. Es muy fácil desde la otra orilla tirar piedras cuando no son ellos los que se tendrán que hacer responsables de una criatura que quizá no tenga el cariño ni los medios necesarios, porque este gobierno desde luego no ayudará, no, para su correcto desarrollo. Y eso por no hablar de violaciones, malformaciones en el feto, etc.

Pero bueno, no es ese el caso de este artículo.

Hace tiempo vi en una conferencia que hablaba sobre cual había sido el avance más importante en los últimos tiempos, y mientras unos respondían Internet, las comunicaciones, etc, al final el presentador de la conferencia les dijo que no, que el avance más importante había sido el crecimiento de la esperanza de vida: el aumento de la longevidad.

anciana

En la Grecia clásica o en pleno Imperio Romano la esperanza de vida media era de 28 años. Así no nos sorprende que personajes de la talla de Alejandro Magno con 16 años ya estuviesen dirigiendo ejércitos. La vida se acababa muy pronto.

El aumento serio de la esperanza de vida se inicia a inicios del siglo XX por la mejora de la salud y higiene general y sobretodo por el descubrimiento de la penicilina por un despiste de Alexander Fleming en 1928.

En los dos últimos siglos la ciencia ha avanzado tanto que muchísimas enfermedades mortales han sido erradicadas y otras muchas tienen solución. Pero… ¿es esto beneficioso para por ejemplo nuestro ADN o la supervivencia de la especie? Ya he dicho que las preguntas son de dudosa respuesta ética o moral.

Recuerdo un libro (pero no el título) de Alberto Vázquez-Figueroa en el que había una tribu africana que dejaba morir a los enfermos. No buscaban curarlos, porque pensaban que con ello debilitarían la fuerza de su especie, su tribu. También me viene en mente ahora la imagen de la película 300, cuando los espartanos arrojaban a los niños que no eran considerados aptos para luchar al barranco de Taigeto. Algo que era cierto:

Nacimiento

Se esperaban cosas de los niños espartanos desde el momento en que nacían. Era costumbre que los espartanos bañaran a los bebés recién nacidos en vino sólo para ver la reacción. Si esta no era favorable o se consideraba débil, el bebé quedaría en la naturaleza para morir o sería vendido como esclavo. El bebé también era inspeccionado buscando deformidades. Si se encontraba alguna, también se los dejaba morir.

Charles Darwin decía que la evolución consistía en que no sobrevivía el más fuerte, sino el que mejor se adaptaba al medio. Ahora eso ya no es así. Ahora sobrevive el que tiene más recursos, independientemente de su adaptación al medio o de su resistencia a los problemas que la naturaleza le pudiera poner en su camino.

Eso viene significando que personas que de otra manera hubieran muerto, sobreviven dejando como herencia un ADN más débil. Y así… progresivamente. No sobrevivimos a las enfermedades consiguiendo una herencia más fuerte, sino que dependemos de una sanidad para poder sobrevivir en muchas ocasiones.

En este último siglo, nos hemos encontrado con un problema de dimensiones catastróficas. Y es que el aumento de la población mundial lo ha hecho como nunca lo había hecho hasta entonces, gracias a lo anteriormente comentado, pero los recursos siguen disminuyendo, con lo que obtenemos una población mayor pero más pobre.

poblacion

Mientras que en España penalizan el aborto, en China, el país más poblado de la tierra, tienen la política del hijo único, siendo escasas las excepciones en las que se les permite tener dos hijos. Aquellos que ya tienen un hijo “son supervisados en sus prácticas anticonceptivas y presionados para la práctica del aborto forzado y la esterilización.” Y parece que funciona: “La reducción en el índice de fertilidad y crecimiento demográfico ha reducido la severidad de los problemas que vienen con la superpoblación, como epidemias, los tugurios, servicios sociales atestados (tales como saludeducación, aplicación de ley), y la tensión en el ecosistema por abuso de la tierra fértil y producción de altos volúmenes de basura.”

¿Realmente hacemos un favor ayudando a vivir más a los niños del tercer mundo?

Si la producción de alimentos y artículos manufacturados, de casas, escuelas y maestros, pudiera ser aumentada a un ritmo más vivo que el de la población, sería posible mejorar la triste suerte de quienes viven en esos países atrasados y demasiado poblados. Pero, por desgracia, esos países carecen, no solamente de maquinaria agrícola y de las instalaciones industriales capaces de fabricarla, sino también del capital necesario para crear tales instalaciones. El capital es lo que queda después de satisfechas las necesidades primordiales de una población. Pero las necesidades primordiales de la mayoría de los habitantes de los países atrasados nunca están plenamente satisfechas. Apenas quedan sobrantes al término de cada año y, consiguientemente, apenas hay capital disponible para crear las instalaciones industriales y agrícolas con las que podrían ser satisfechas las necesidades de la gente

Nueva visita a un mundo felizAldous Huxley

Francamente no sé si es justo, pero lo que es evidente es que es insostenible. Y aunque no seamos un simple producto de venta, pienso que en este caso como con todo, prima la calidad ante la cantidad. Es decir, una buena calidad de vida ante una abundante vida llena de pobreza y hambruna.

Probablemente la que muchos niños tendrán en España gracias al señor Gallardón, y a todos los políticos y banqueros que han conseguido destrozar un país a costa de sus propios intereses.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies