¿Porqué a veces somos tan bordes por la red?

Este post viene  a cuento de un artículo que me gustó mucho y que por cierto me hizo descubrir un nuevo medio de información: www.eldiario.es, dirigido por Ignacio Escolar, viejo conocido por Internet.

El artículo en sí trataba sobre los límites del humor. Está escrito por Raúl Gay y se titulaba Explorando los límites del humor.

Raúl va en silla de ruedas y se toma la vida con una filosofía fantástica, y expuso en su artículo varios puntos que merece la pena tener en cuenta. Pero para eso mejor leer su artículo.

Yo simplemente sacaré una foto del artículo para explicar lo que quiero decir. Y es esta:

2013-08-16_14-24-18

 

@masaenfurecida parece que es un grupo de tweeter que suele poner cosas graciosas. Yo le eché un ojo pero gracia, lo que se dice gracia, a mí no me hizo.

Pero lo que es indudable es que el tweet en cuestión está escrito con muy mala leche. Nombrar a alguien con un problema directamente  para hacer un chiste me parece patético. Todos sabemos que el hijo de Vicente del Bosque tiene Síndrome de Down, pero como persona se merece un respeto. Si no hubieran especificado su nombre, el chiste tampoco habría tenido gracia, pero al menos no habría sido tan hiriente.

Quería haber escrito este post antes. Porque tengo otra foto que también se las trae. Pero al ser sobre el accidente de tren de Santiago he querido dejar que pasara un tiempo por respeto a las víctimas y familiares (aunque no me lea ni san Pedro).

Post

 

A mi me jode mucho la gente que escribe mal. No sé porque pero es una manía que tengo, y seguro que yo también meto algún gazapo ortográfico de vez en cuando. Pero confundir el “a ver” con “haber” y cosas de esas me descomponen. Y cuando vi esta imagen de Facebook se que cayó el mundo al suelo.

Una falta, vale. Una hache que se ahorra alguien en el primer comentario… también. Pero el segundo….

En los comentarios todos se descojonaban e incluso yo me reía con lo que decían porque hay que ser inútil, pensé, para escribir así. Hasta que alguien dijo:

¿Habéis pensado que quizá es una persona con Sindrome de Down que ha querido dar el pésame como ha podido?

Sinceramente no sé si quien escribió el mensaje tenía o no Sindrome de Down, pero ese comentario me dejó con muy mal cuerpo. Por un momento pensé en la posibilidad de que me estuviera riendo de una persona con una enfermedad y me sentí fatal.

Luego sólo tienes que ver los foros para darte cuenta la facilidad de soltar insultos. El Marca, por ejemplo, es increíble la cantidad de burradas que se pueden llegar a leer en los comentarios. Ya puedes poner veinte moderadores, da igual.

Pero esas cosas fuera de Internet no pasan. Cuando estamos tras la pantalla es cuando sacamos lo peor de nosotros. Afortunadamente no siempre, pero es triste ver que de algo que podría ser muy productivo se convierte en un cúmulo de basura donde tienes que escarbar para encontrar algo decente.

Como dice Renton en Trainspotting:

“Diane tenía razón, el mundo está cambiando, la música está cambiando, las drogas están cambiando. Incluso los hombres y las mujeres están cambiando. Dentro de mil años ya no habrá tíos ni tías, sólo gilipollas.”

 

Deja un comentario