Un día redondo.

Hoy ha sido un día perfecto. Por varios motivos.

1- De buena mañana, descubro que una de mis fotos sale en la portada del periódico de la Comarca de la Ribera Baja del Ebro Zafarache.

Portada

Y en la página 5 que se habla del evento también hay fotos mías.

Diario2

Con agradecimientos y todo… Mi ego por las nubes…

Diario 3

Si queréis echarle un ojo podéis ver el PDF aquí:

Yo por si acaso ya me he hecho con unas cuantas ediciones en papel, por supuesto 😉

Firma

2- En mi casa hacía unos días que teníamos un problema con un atasco en las tuberías. Le había echado de todo, hasta ácido sulfúrico, pero no había manera. Salía agua con eso que se suele llamar heces o mierda según la finura del personal por debajo del plato de ducha y reciéntemente vimos que también por una falsa pared del patio.

Así que hoy, con mi orgullo pleno de euforia y dos botes de salfumán me dispongo a cargarme lo que hay debajo del plato de ducha intentando salvarlo. Misión que ha sido todo un éxito:

Ducha

Veo que falta un poco de silicona pero tampoco se ve nada más. Salvo que destroce la pared y vayamos a mayores… Pero prefiero optar por la opción de ver que es lo que hay en detrás de la falsa pared, ya que en el plato de ducha también le eché ácido sulfúrico (en forma de desatascador).

Así que al cargarme la falsa pared, bueno, desmontarla mejor dicho, me encuentro con esto:

Tuberia

Justo cuando acaba la tubería que viene de los baños de arriba hay una especie de “Y” que no se sabe de donde viene. Deduciendo muy eficazmente que el percal estaba allí metido le enchufo todo un litro de salfuman a saco.

Vuelvo a tirar de la cadena de los tres W.C y un cubo extra hasta arriba de agua y empieza a salir todo por ahí. Y nada bueno…

Pero al cabo de la media hora todo parecía haber pasado. Todos los W.C. iban perfectamente y tragaban que daba gusto. He vuelto a enchufarle la otra botella de salfumán y he esperado otro rato. Después el mismo proceso: Grifos abiertos, tirar la cisterna de los tres W.C. y otro cubo enorme de agua por el retrete y todo PERFECTO.

No sabéis el peso que se quita uno de encima cuando resuelve una cosa de estas. Las casas de pueblo viejas es lo que tiene, que hay que ir con pies de plomo, porque como tosas se desmontan.

Ahora a reconstruirla de nuevo, jejeje.

3- Mi perro Neo por fin ha dado el paso a comer pienso. Desde que vino a Zaragoza y estuvo en una guardería de perros mientras mis padres hicieron el traslado no sé qué le dieron para comer pero desde entonces aborreció el pienso y el señorito sólo comía comida para perro enlatada o lo que le dábamos nosotros, por supuesto.

Mi padre, en paz descanse, era muy blando y siempre le daba comida a escondidas, así que el pienso decía que nos lo comiéramos nosotros.

Ahora que desgraciadamente él no está, me he puesto duro y he seguido técnicas de veterinarios para no ceder ante nada, poner el plato y retirarlo a los veinte minutos máximo y que aprenda a esperar y no tener el plato siempre a su disposición.

Y después de unos días… hoy precisamente para cenar se lo ha comido todo. Estoy que no quepo en mi 😉

Y por último un extra.

4- Mi hermanita se ha ido a Zaragoza a celebrar la cincomarzada. Es un día dónde la gente se reúne en un parque a comer, beber, música, etc. No sabía si ir pero al final mi madre y yo le hemos animado para que fuera y desconectara un poco de estos días. Le vendrá muy bien.

Yo como estoy castigado… nada. Aquí siendo bueno.

Ojalá todos los días sean como hoy.

Lástima que mi padre no haya podido ver mi foto en primera página. Pero en fin…

Deja un comentario