Ya falta menos para el indulto…

Con esta frase arrancaba el programa el gran Buenafuente después de las vacaciones de Navidad:

Y no es para menos. Todos vemos un indulto a leguas y más después de lo que el gobierno nos tiene acostumbrado.

Hace tiempo que tenía pensado escribir sobre esta medida “de gracia” que otorga el gobierno, pero he esperado al programa de hoy de Ana Pastor en la Sexta, “el Objetivo” en el que se hablaba sobre dicho tema.

Según la Wikipedia, el indulto en España se basa en:

Según el Ministerio de Justicia, el indulto «es una medida de gracia, de carácter excepcional, consistente en la remisión total o parcial de las penas de los condenados por sentencia firme, que otorga el Rey, a propuesta del Ministro de Justicia, previa deliberación del Consejo de Ministros».

El “derecho de gracia”, también conocido como indulto, es una renuncia al ejercicio del poder punitivo del Estado, fundada en razones de equidad, oportunidad o conveniencia pública (Política).

La Constitución española concede al Rey el derecho de gracia, sometido a la ley y prohíbe los indultos generales (según su artículo 62.I) (artículo 62 CE: Funciones del Rey.)

Pueden indultarse las penas accesorias con exclusión de las principales y viceversa, a no ser que aquellas sean inseparables de éstas. La remisión de la pena principal implica, igualmente, la de las accesorias, a excepción de la inhabilitación para cargos públicos y derechos políticos, las cuales no se entenderán comprendidas, si de ellas no se hubiere hecho mención especial en la concesión.

Y es que empezamos mal con eso de medida de gracia y de carácter excepcional. Ya que de gracia tiene más bien poca y de excepcional menos.

Llegamos en ocasiones a creer en universos paralelos donde sucesos cómo que un hombre juzgado y condenado pueda esperar el indulto sin entrar en prisión, como Jaume Matas. En la lista de espera de indultos tenemos a Ortega Cano o a José María del Nido, expresidente del Sevilla, a quien el presidente de la Federación Española de Fútbol Ángel María Villar le devolvió algún favor recogiendo firmas para su indulto.

Pero bendita gracia para alguien que ha sido torturado por las fuerzas del orden, Mossos d’Esquadra en este caso, y se enteran que también reciben el indulto.

Mientras esto pasa nos podemos remontar unos meses atrás, cuando una anonadada Soraya Sáenz de Santamaría decía que analizaría lo que no se había hecho bien en el indulto al kamizake de Valencia que circuló en dirección contraria esquivando varios vehículos hasta que causó la muerte del joven José Alfredo Dolz y su indulto sufrió una marcha atrás al pronunciarse el Tribunal Supremo. Si tienes dudas ya te digo yo lo que no se ha hecho bien: El indulto!!!! No se puede suprimir una pena de 13 años de prisión dictada por unos jueces por 4.000€.

En el programa de Ana Pastor, “El Objetivo“, se han dado unos números de infarto. En el último año más de 170 en España, cero patatero en Francia y uno en Reino Unido, a Alan Turing, padre de la computación y a título póstumo y por ser gay. Estos sí que no juegan con los indultos. El caso que han nombrado cómo más parecido a España era Marruecos, con 2800 creo recordar (si alguien ha visto el programa y los datos no son correctos que me lo diga y los rectifico), teniendo en cuenta que en Marruecos hay indultos masivas por festividades o festividades religiosas. Algo parecido ocurrió aquí cuando el 1 de diciembre del año 2000 se produjeron 1328 indultos por… redoble de tambores… por la cercanía del fin del milenio y el hecho de que era año jubilar. ¡Con dos cojones! El nombre del juez Javier Gómez de Liaño estaba entre ellos.

Podéis entreteneros con El indultómetro, con cuya gráfica uno se vuelve loco de gratitud.

El “pobre” Gallardón se vuelve loco de faena y ha considerado acelerar esto del indulto, ya que hay más en lista de espera que fans en un concierto de Bon Jovi. Eso sí, el hecho de no pedir cuentas no lo tiene el PP, como casi todo. En este caso fue Felipe González quien blindó la medida de gracia.

Y es que la gracia, como en todo, es muy subjetiva.

Más páginas de indultos aquí, y aquí.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies