“Strange Fruit” – Billie Holiday. Cuando el dolor te arranca el alma.

“Strange Fruit” no es la primera canción protesta, pero creo que es de las más duras y desgarradoras que haya oído nunca. 

Dibujo de ahorcamientos en un árbol.
Dibujo de ahorcamientos en un árbol.

El origen. 

El origen de la canción parte de un poema de Lewis Allen, seudónimo de un profesor y compositor blanco, judío y de origen ruso de nombre Abel Meeropol, que lo escribió a raíz de la fotografía de los ahorcamientos de Thomas ShippAbram Smith el 6 de agosto de 1930 en Marion, Indiana, EEUU.  

Ahorcamientos de personas negras en 1930
Ahorcamientos de Thomas Shipp y Abram Smith

En la foto, podemos ver a dos hombres negros ahorcados y una multitud de hombres, mujeres y algunas chicas jóvenes que entretenidos, parecen disfrutar del espectáculo. Y es que eso es lo que era, un espectáculo. El poema de Abel Meerepol decía más o menos así (He cogido la traducción libre que más me ha gustado de aquí): 

Bitter Fruit
Los árboles del Sur tienen extrañas frutas
Sangre en las hojas y sangre en la raíz
Cuerpos negros balanceándose por la brisa sureña,
Extraña fruta colgando de los álamos

Bucólica escena del galante Sur
Los ojos saltones y la boca torcida
Olor dulce y fresco de magnolias
De repente, el súbito olor a carne quemada

Hay una fruta para festín de los cuervos
Para que reciba la lluvia, para que la meza el viento
Para que el sol madure, para que el árbol la suelte
Hay una extraña y amarga cosecha

Y sí, no me he equivocado. Más tarde cambió el título por el de “Strange Fruit”, quizá para representar mejor el mensaje. 

Los linchamientos. 

En EEUU los linchamientos de personas de color sin juicio previo era algo habitual a principios del siglo pasado. Así, no era extraño leer en algún periódico la fecha y hora de la ejecución de tales barbaries. 

Linchamiento anunciado en la prensa.
Linchamiento anunciado en la prensa.

En Duluth, Minnesota, el 15 de junio de 1920, tres hombres negros, trabajadores de un circo ambulante fueron linchados después de haber sido acusados de violar a una chica blanca. El examen posterior del médico negaba que la mujer hubiese sido víctima de una agresión. Ya daba igual. El mal estaba hecho y la imagen fue vendida como postal de recuerdo

Postal del linchamiento de Duluth.
Postal del linchamiento de Duluth.

Los linchamientos, así como ahorcamientos, quemaduras, y desmembramientos de negros era algo común.

En solo 73 años, aproximadamente 4000 hombres fueron linchados, aunque se calcula que fueron más. 

En 1904, en Doddsville, Mississippi, un hombre y una mujer negra que se creía eran matrimonio fueron atados a un árbol y los obligaron a estirar sus brazos mientras sus dedos eran cortados y distribuidos por la multitud como si de un souvenir se tratase. Les cortaron las orejas y los atacantes usaron sacacorchos para perforar sus cuerpos y sacar trozos de carne. 

Linchamiento de Lint Shaw, 28 de abril de 1936, Royston, Georgia.
Linchamiento de Lint Shaw, 28 de abril de 1936, Royston, Georgia.

Mientras todo esto ocurría, “Los blancos, las mujeres y los niños, disfrutaban de huevos rellenos, limonada y whisky en un ambiente de picnic

La canción.

Aquí tenemos dos variantes: 

  1. Según la Wikipedia y muchos medios, en un principio el poema de Abel Meeropol fue expuesto en un par de periódicos bajo pseudónimo. Posteriormente, le puso música al poema, que interpretaba su mujer en la asamblea de profesores de Nueva York. El tema se hizo muy famoso en los círculos de izquierda hasta que llegó a oídos de Barney Josephson, propietario del Café Society, el primer local interracial de Estados Unidos en el que se trataba igual a los blancos que a los negros, y que apostaba fuerte por los músicos negros. Así fue como Barney Josephson contacto con Abel Meeropol y con Billie Holiday.  
  2. Según la autobiografía de Billie Holiday: “Lady Sings the Blues” (que en realidad fue escrita por William Dufty, no por ella), afirma que fue ella, quien con Abel Meeropol, su acompañamiento Sonny White Danny Mendelsohn la que le puso música al poema. Afirmación que fue desechada en el ensayo Strange Fruit: The Biography of a Song, en la que deja en muy mal lugar la opinión de Holiday.  Al ser preguntada sobre el asunto dijo: “yo nunca leí ese libro” (su autobiografía) 

La artista.

Billie Holiday, apodada Lady Day pero de nombre real Eleanora Fagan Gough, nacida en Filadelfia, Pensilvania, un 7 de abril de 1959, fue una cantante de jazz que junto a Sarah Vaughan y Ella Fitzgerald están consideradas las tres mejores voces de ese estilo del siglo pasado. 

Billie Holiday
Billie Holiday

Lady Day  tuvo una vida tempestuosa. Adicta a la marihuana de niña y después a la heroína y al alcohol, fue estafada sobre sus ganancias. Al morir tenía 0.70 dólares en el banco y 750 en efectivo. Tuvo relaciones con varios hombres y matrimonios que duraban poco, además de aceptar abiertamente su bisexualidad.

Entró en prisión ocho meses por posesión de heroína y le retiraron su tarjeta de trabajo, lo que le impidió trabajar los últimos 12 años de su vida en cualquier lugar que vendiera alcohol.  Finalmente, Billie Holiday fue condenada a arresto domiciliario por posesión de narcóticos y murió por cirrosis hepática el 17 de julio de 1959 a los 44 años de edad

Holiday no tenía un gran rango tonal, pero lo sabía aprovechar con el control de los tiempos. Tenía una tesitura frágil y limitada que compensaba con la emotividad que expresaba en cada sílaba que pronunciaba. No obstante, su voz se vió muy deteriorada por el abuso del alcohol y otras drogas. Es fácil observarlo en el transcurso de su breve carrera. 

La interpretación

Strange Fruit”, fue considerada por la revista Time en 1999 como la “mejor canción del siglo XX“. Cuando empezó a interpretarla, siempre al final de la actuación, se encontró con que la gente no sabía cómo responder. Hasta que alguien arrancaba algún tímido aplauso que en breve se convertía en una gran ovación.

Pongo en esta ocasión la letra en inglés. 

Strange Fruit
Southern trees bear strange fruit
Blood on the leaves and blood at the root
Black bodies swinging in the southern breeze
Strange fruit hanging from the poplar trees

Pastoral scene of the gallant south
The bulging eyes and the twisted mouth
Scent of magnolias, sweet and fresh
Then the sudden smell of burning flesh

Here is fruit for the crows to pluck
For the rain to gather, for the wind to suck
For the sun to rot, for the trees to drop
Here is a strange and bitter crop

La rabia que salía de su voz, su sentimiento, hacía que cuando acababa de interpretar “Strange Fruit” fuese directamente al baño a vomitar. 
En algunos Estados del sur era abucheada por interpretar la pieza. En algunas radios la canción fue censurada, pero nada hizo posible que “Strange Fruit” se convirtiera en el tema insignia de Billie Holiday

Las versiones.

Como el gran tema que es, tiene una gran cantidad de versiones. Yo he decidido poner cinco, sin orden de preferencia.  

  • La de Nina Simone. Quizá la más parecida a la de Billie Holliday. Un piano y la gran voz de Nina. 

 

  • La de Andra Day. Una gran versión con una buena voz acompañada de un magnífico juego de percusión. 

 

  • La versión en vivo del gran Jeff Buckley. Una excelente introducción con una guitarra solista que da paso a una exquisita interpretación. 
      Strange Fruit - Jeff Buckley

 

  • La versión de Beth Hart Joe Bonamassa también en vivo. 

 

  • Y por último una versión orquestada con Annie Lenox

Conclusiones. 

Aunque la canción apunta a hechos que nos parecen muy lejanos, lo cierto es que como indica al principio la versión de Andra Day, a día de hoy todavía existe el sector sureño racista. Solo hay que recordar lo que dijo el exlíder del Ku Klux Klan a Trump: Fue el apabullante voto blanco lo que lo colocó en la Casa Blanca y debería recordarlo”

Y tampoco se condenan, como en España, los actos pasados: 

“La mayoría de las víctimas del linchamiento terrorista del sur fueron asesinadas en sitios que permanecen sin marcar ni ser reconocidos. El paisaje del Sur está lleno de placas, estatuas y monumentos que recuerdan, celebran y ensalzan generaciones de defensores estadounidenses de la supremacía blanca, incluidos los funcionarios públicos y ciudadanos particulares que perpetraron crímenes violentos contra ciudadanos negros durante la era del terror racial “

The New York Times

Hoy en día tenemos muchos motivos en guerras lejanas que vemos en televisión, para llegar a la conclusión de que no hemos sabido hacer un mundo mejor. Pese a que algunos, lo hayan intentado. 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.