Los egipcios y una reflexión sobre la escritura moderna.

Hace unos días que estoy leyendo el apasionante mundo de los egipcios contado por Isaac Asimov. Gran escritor de ciencia ficción y gran divulgador de ciencia e historia.

Leyendo los principios de las primeras colonias en Egipto hay un hecho clave. Ellos inventaron un lenguaje basado en símbolos que a la vez significaban hechos importante en la vida de los egipcios así como también palabras. Así fue desde antes del 3000 A.E.C.  (1) de tal forma que los griegos cuando lo descubrieron los llamaron jeroglíficos «Signos Grabados Sagrados», ya que pensaban que tenían un carácter religioso, cuando en realidad eran noticias que llegaban de comerciantes y viajeros provenientes del Tigris-Eufrates.

Luego, más tarde, cuando se vieron frente a las primeras invasiones de otras colonias que invadieron a las primeras y que con el tiempo formaron parte del antiguo Egipto revisaron la escritura y la modificaron. Así, hacia el año 1500 a.C se creó un primer «alfabeto» de veinticinco símbolos gráficos a través de los que se podían construir todas las palabras.

No obstante, los colonos se resistieron a utilizar dicho alfabeto durante casi dos mil años, hasta que al final la práctica se impuso al conservacionismo.

De hecho durante el Imperio Egipcio se usaron tres formas de escritura. La jeroglífica y demótica «simplificada» para las paredes de templos y tumbas y la escritura hierática para papiros.

Piedra Rosetta. Arriba escritura Jeroglífica, en medio escritura demótica y abajo griego.
Piedra Rosetta. Arriba escritura Jeroglífica, en medio escritura demótica y abajo griego.

No soy un experto en el tema pero soy curioso y siempre me he preocupado por escribir bien e intentar respetar todas las reglas de ortografía y gramática. Pero no nos engañemos, es muy mejorable. Hay reglas ortográficas completamente inexplicables, con muchas excepciones que no vienen a cuento. Nos reíamos de los jóvenes y los criticábamos al escribir no usando “h” mudas o eliminar vocales innecesarias para ahorrar espacio, para ser más prácticos.

¿Es posible que eso sea una nueva evolución de la lengua y que nosotros, como los colonos egipcios conservadores nos neguemos a reconocerlo?

Adaptamos a nuestra lengua palabras extranjeras: coach, cool, celebrity, staff, etc. ¿Es posible que estemos en una fusión de lenguas con un paso del tiempo acelerado? Recordemos que a los egipcios les costó casi dos mil años aceptarlo, y no tenían Internet ni los medios de comunicación que hoy en día alteran nuestra lengua.

Lo que parece evidente es que por mucho que la gente se ponga en contra, el día a día es el que reforma y transforma un idioma. El castellano cada vez se nutre más de palabras latinas o inglesas. Parece inevitable que el idioma se transforma, tan solo hay que leer El Quijote, por ejemplo, para darse cuenta que muchas de las palabras ya no se usan. Así pues es de lo más lógico pensar que el tiempo transcurrirá transformando el idioma, de una forma cada vez más apremiante.

¿Hacemos bien oponiéndonos al cambio? ¿Acabaremos con el tiempo acercando todas las lenguas gracias a los nuevos medios de comunicación? ¿Se llegará en un futuro lejano a una lengua única?

¿Qué opináis?

(1) Después de descubrir los términos A.E.C «Antes de la Era Común» y E.C. «Era Común» para designar la fecha que se conoce como antes de Cristo o después de Cristo y debido a la inexactitud o la imposibilidad de datar dicho fenómeno he decidido adoptar a partir de ahora dichas siglas A.E.C. en vez de a.C. y E.R. en vez de d.C.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies